Preparando un viaje: El equipaje

Y llegó el día, mañana, después de muchos días de estar esperándolo, salimos para Escocia. Así que hoy, como es de rigor, toca hacer el equipaje.

Esta es la primera vez que hacemos un viaje tan largo en moto, así estamos un poco … como decirlo, acongojados, con respecto a qué llevarnos, qué no y si nos estaremos olvidando de algo. Pero, por suerte, no nos vamos a ningún sitio desangelado y abandonado, con lo que si nos falta algo… habrá que buscarlo y comprarlo :).

Como mandan los cánones en los últimos dias nos hicimos una lista de cosas que hay que llevarse. La parte “Tecnólogica” ocupa gran parte de la lista y una parte importante del equipaje y también otros accesorios, bueno esperad que eso os lo cuento más adelante, empecemos por el principio:

En cuanto a espacio disponible,  la verdad es que la RT tiene espacio para dar y tomar, aunque nunca es suficiente. La moto dispone de las dos maletas laterales de serie más el top case extra y le he añadido una mochila cubredepósito que hará las veces de mochila cuando nos paremos y bajemos de la moto.
Siempre que salimos de viaje, sobre todo cuando es en moto, tenemos que “optimizar” el equipaje y qué nos llevamos, debido al espacio limitado. En un viaje de estas características, además, hay ciertas cosas que nos tenemos que llevar que no son directamente parte del equipaje, como pueden ser: chubasqueros, algún repuesto o herramienta básica, cámaras de fotos y video, tablet, cargadores, etc.

En cuanto a la ropa. Una de las ventajas de viajar en moto es que todos los días o casi todos te pones el mismo traje, con lo que reduces, por ejemplo, el número de pantalones. Además lo que vamos a tratar de hacer es tratar de ir lavando ropa durante el viaje, sobre todo la que no hay que planchar: ropa interior y camisetas transpirables que usamos con la ropa de moto y secan muy rápido. Esto reduce la cantidad de ropa a llevar en el equipaje. Uno de los grandes handicaps es el calzado. Aunque, al igual que ocurre con la ropa, la mayor parte del tiempo llevas tus botas de moto puestas, hace falta al menos un par de zapatillas de deporte y unas chanclas “para estar por casa”. Un buen truco para ahorrar espacio es meter los calcetines dentro de las zapatillas (sobre todo si son del número 47, como es mi caso).

Más allá de la ropa propiamente dicha, a mi me gusta llevar siempre un segundo par de guantes de moto por si acaso, además de los forros de invierno, si no son necesarios cuando sales de viaje y si la zona a visitar, como es el caso, va a tener, previsiblemente, temperaturas bajas.

Hay una seria de cosas prácticas y, me atrevería a decir curiosas, que nos llevamos y que, bien por la experiencia de otros viajes, bien por haberlo aprendido de otros moteros viajeros, son dignas de mención. Un candado para los cascos: al ir cargados con el equipaje, no vamos a tener sitio donde dejar los cascos cuando nos paremos, por ejemplo, a ver un castillo escocés :), una buena idea es llevarse un candado extensible, de bicicleta para poder dejar los cascos candados en la moto sin tener que ir cargando con ellos. Regleta y adaptadores de corriente: en este caso, al ser Escocia, los enchufes no son como los del resto de Europa, con lo que hace falta un adaptador de corriente. Para evitar tener que comprar tantos como enchufes vamos a necesitar, nos llevamos una regleta con 4 enchufes y el adaptador. A día de hoy gran parte de nuestros dispositivos (cámaras, móviles, intercomunicadores, power bank, etc.) se pueden cargar a través de USB, así que nos hemos agenciado una regleta de USBs que con un solo enchufe permite cargar hasta 10 dispositivos a la vez.

Pensando ya en el viaje y en la moto, es vital cuando se hace el equipaje balancear el peso en las maletas, sobre todo las laterales, ya que si los pesos están descompensados, lo notaremos a la hora de conducir.

Ya solo nos queda acabar de preparar la ruta y ponernos en marcha!!!

Deja un comentario